×
Menu
  • Hace una semana que el Teatro Condell de Valparaíso cerró sus puertas por dos meses. La razón: cambiarle la cara y convertirse en un espacio de alto estandard para el público porteño. Algo que la comunidad espera con ansias. Conversamos con Claudio Pereira, programador de Insomnia Teatro Condell, quien nos entrega detalles de lo que significa esta simbólica refacción.

El conocido Cine Condell, ubicado a un costado de la Plaza Victoria, en pleno centro de Valparaíso, es uno de los pocos espacios de la ciudad en entregar una programación dedicada al séptimo arte de forma constante y durante todo el año. También es uno de los pocos lugares que sigue ocupando el mismo giro, es decir, el Teatro que fue construido en 1912 ha sobrevivido al cierre de muchos otros, los cuales se han convertido en centros comerciales o han tenido destinos alejados de la misión que los vio nacer. Sin embargo, no ha sido un camino fácil.  

Los primeros intentos de Insomnia por entregar a la ciudad “actividades de ocio”, de manera permanente comienzan el año 2004, ocupando un espacio del Cine Central. Pero fue recién después del terremoto del año 2010 y con el impulso de Guillermo Hinzpeter, quien fuera presidente del Círculo de Amigos Teatro Condell, es que “se forja un camino para darle una vida cultural y de programación estable, dedicado al cine”, según lo que expresa Claudio Pereira, programador de Insomnia. Además, recalca que “ha sido un trabajo muy lento que ha costado muchísimo. Cualquier experiencia de gestión cultural en Valparaíso, en esta ciudad, es muy compleja. Porque, se desarticula la vida cultural permanente, es cambiada por los eventos y por lo tanto, ha sido muy complejo”.

En el año 2016 se hacen cargo de la administración del teatro, lo que los obliga a buscar una forma de autogestionar y conseguir financiamiento, con el fin de lograr sus dos principales objetivos: entregar una programación permanente de contenidos para distintos rangos de públicos y la formación de éstos en un espacio con el estándar técnico y de confort para el público. Esto último necesitaban ya urgentes mejoras.

Recursos para un mejor cine

 

“No estamos resucitando un espacio, estamos otorgando nueva vida, a la vida que ya tiene” Claudio Pereira

 

 

Su gestión se ha sostenido gracias al financiamiento otorgado a través de recursos públicos. Uno de los últimos adjudicados, les permite hacer la remodelación tan anhelada.  Con casi 180 millones de pesos, otorgados por el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través de un Fondo de Infraestructura Cultural, es que se podrá cambiar el suelo de la sala, refaccionar los camarines, reparar el sistema eléctrico y el cambio y  renovación de butacas, que está dentro de lo más simbólico. “El cambio y restauración de butacas, es un proyecto emblemático y bastante simbólico porque de alguna manera llegar o conquistar un standard que nosotros deseamos, pero que sobre todo la ciudad necesita, la ciudad de Valparaíso necesita y requiere de un espacio de estas características y  a esta escala”, expresa Pereira. Estas mejoras en la infraestructura se complementarán con los recursos obtenidos a través de la Ley de Donaciones Culturales.

Aparte del mobiliario que será cambiado para un mejor confort para la gente, también habrá mejoras técnicas, gracias a un Fondo de implementación fílmica, también otorgado por el Ministerio de las Culturas. “Esto implica que cambiamos el formato al que tienen todas las salas de cine. Por lo tanto, eso nos va a permitir tener estrenos y una programación en simultáneo que antes, por la imposibilidad técnica, no podíamos”, explica Claudio Pereira.

Con esto y junto a otros fondos que ya administran como el Fondo de Intermediación Cultural y la de Formación de Públicos, les ha permitido construir un espacio cultural sólido y que se destaca dentro de la oferta cultural en la ciudad de Valparaíso. Pero además, existe el trabajo de un equipo de diez personas que desde distintas disciplinas han construido un motor para sacar adelante este proyecto y entregarle a la ciudad algo que se merece y que necesitaba hace muchísimo tiempo. 

“Todo esto está en una concordancia y coherencia para reivindicar el rol que tienen las salas de cine, que de alguna manera con la multisalas se ha perdido o se ha distorsionado. Que no tiene que ver con el consumo, no tiene que ver la comida, no tiene que ver con otros servicios que son extra cinematográficos, sino de recuperar  la experiencia de ir al cine”. Claudio Pereira  

 

 

 

 

 

Créditos fotografía:

Teatro: Insomnia Cine Condell (redes sociales)

Claudio Pereira: Luis Cifuentes

Noticias Relacionadas

Licitación: Asesoría Comunicacional

ProChile invita a participar de convocatoria para misión comercial FIMPRO 2019

Actividades sobre turismo creativo se realizan en Valparaíso

© 2018 Valparaíso Creativo. Sitio Desarrollado por La Vitamina
Transparencia