La artista de La Calera se inspira en el new wave para un nuevo adelanto de su tercer disco, que llevará por nombre “Sintomatología”. En el tercer sencillo, la cantante visibiliza la realidad del amor y lo sensual entre dos mujeres. 

Un recorrido pop por géneros como el jazz, el indie, el synth y el dream, desde la región de Valparaíso y para todo el mundo. Flores, el proyecto de Natalia Flores, nos encamina a su segundo largaduración con un nuevo sencillo. Luego de estrenar ‘Marisol’‘Decidí Levantarme del Suelo’, la artista oriunda de La Calera presenta ‘Tu Corazón Perfecto’, un track ideal para sumergirnos en los sonidos retro y el lesboerotismo. 


“Es una canción que refiere al synthpop, al new wave incluso. ‘Tu Corazón Perfecto’ viene a sumarse a otras que he compuesto respecto a mantener una relación lésbica y lo que eso implica a nivel social. Sobre todo para aquellas que tenemos una procedencia territorial más de pueblo, donde es mucho más complejo disidir”, cuenta la artista sobre el romance y el erotismo que suele ser invisibilizado respecto a los vínculos entre mujeres. 


Con inspiraciones como The Human League, A-Ha, Mecano, Depeche Mode y Javiera Mena, Flores presenta una pieza ensoñadora, rosada y delicada, acompañada por un video cargado de elementos retros que condensan audiovisualmente ese jugueteo propio del enamoramiento, tal como hizo Gustavo Cerati en ‘Te llevo para que me lleves’.

“Pienso que es una canción necesaria. Pese a que ya tenemos representación de disidencias en la música, no deja de ser desequilibrada la balanza. El rol de este single dentro del LP es distender un disco que viene más rock. ‘Tu Corazón Perfecto’ es la canción romántica por excelencia”, asegura dando pistas de lo que vendrá en el trabajo que verá la luz bajo el Sello Invisible. 


“La Intimidad de los Peces” y “Aporías en el Corazón” conforman una discografía que este año verá un nuevo paso por el estudio con “Sintomatología”, una placa madura que promete más guitarras, más rock y más historias biográficas, como lo es el vivir siendo divergente en esta sociedad; lo que se piensa y siente, cómo se ama y sufre llegando a los treintas, los conflictos y diversiones que el existir conlleva.