×
Menu

Nos hemos estado preguntando: ¿qué pasa con el mundo del tatuaje en nuestra Región? En la piel de diversos ciudadanos desfilan diseños que más que historias, cuentan sobre talentos únicos y una capacidad de creatividad y paciencia especiales.

Esto fue el puntapié inicial para buscar y dar a conocer algunos y algunas tatuadores locales. ¿Qué estilos, diseños y manos tienen ya ganado su espacio en el gran Valparaíso? Vamos descubriendo poco a poco más de este interesante mundo.

 

Trazos del interior

Desde Quilpué, Sin Prejuicio Art llevaba años funcionando en el centro de la comuna y generando una comunidad en torno al tatuaje. Un estudio que fue integrando talentos como Caz Tatu a sus filas.

A pesar de que el trabajo hoy se ve truncado, en especial a nivel de estudio, Caz continúa haciendo sus diseños con Sin Prejuicio. Su estilo es de trazos delgados, “cuando alguien tiene una idea, primero pido que me transmitan ese mensaje, que intenten dibujarla ellos. En conjunto esas ideas se van puliendo, lo que resulta en una mezcla entre la persona y mi estilo. Esa combinación

sorpresiva me encanta”.

Con respecto a cómo llegó a este rubro, Caz comenzó como aficionada a la ilustración y formándose en cuanto a diseño. De a poco ese talento se mezcló con la aguja y la piel de otros, hasta llevarla a su momento actual, donde ya lleva más de 1.000 tatuajes.

Territorio, tinta y técnica 

Un poco más al interior, en la comuna de Villa Alemana, encontramos a Daniela Sumpai. Llegué a Daniela al ver uno de sus trabajos realizados en la piel de una amiga. La particularidad es que lleva a cabo la técnica handpoke, que consta de empujar a mano una aguja esterilizada.

Cada pinchazo que esparce la tinta, genera un cambio en la primera capa de la piel. A Daniela le interesan temáticas como el territorio, el medio ambiente y además de su trabajo como tatuadora promueve instancias que llamen a la acción en este sentido.

“Tatuar con esta técnica involucra paciencia y concentración, es un proceso de entrega”, cuenta Daniela, quien se ha encargado de aprender por sí sola, practicando en su mismo cuerpo para poder ejercer este oficio.

En su caso, casi todo los diseños se concentran en símbolos y amuletos con significados de conexión más espitiruales con el entorno y la tierra.

Mirando hacia Valparaíso

En el puerto principal, como en todas partes, hay muchas decenas de talentos. La ratattooille es uno de ellos: Ratón es un tatuador que lleva años trabajando, viviendo en distintos puntos de la Región, y hoy haciendo lo que más le gusta desde Valparaíso.

Desde hace años que ha logrado ganar su fama, participando también en instancias performáticas como las jornadas de FUEGO Acciones en cemento, donde durante el Estallido 2019 Ratón tatuó algunas jornadas como acción de arte en pleno cumming, con su talento indiscutible.

En cada caso, el estilo personal de cada autor/a se entremezcla con los pedidos del público, y cada quien se va armando su nicho. Desde otro cerro también está Nico, Malos Trazos (Valparaíso), quien tiene un trazo más grueso y una suerte de imprenta en torno a caricaturas: tiene su propia manera de expresar e interpretar rostros, por ejemplo.

“A mí lo que me interesa es poder generar un trabajo en equipo con quien se tatúa: llegan con una idea, pero la transformamos”, dice Nico, quien ha logrado generar una estética muy especial, con elementos más latinoamericanos.

Cuatro exponentes de los muchos que hay en la escena local. Estos son nuestros primeros pasos en adentrarnos en estos procesos creativos que involucra el tatuaje: mucha piel y talento que seguiremos descubriendo en Valparaíso Creativo.

Noticias Relacionadas

«Diseño y diáspora»: nueva charla en el ciclo de Instagram Live del Cabildo de Diseño de Valparaíso

CO Chile: el encuentro que estaban esperando las industrias creativas

Festival Ojo De Pescado: certamen de cine infantil más antiguo de Chile abre convocatoria a realizadores de Chile y el mundo

© 2018 Valparaíso Creativo. Sitio Desarrollado por La Vitamina
Transparencia