Porque la forma de crear cambió

¡Hola!

Somos el equipo de Valparaíso Creativo y tenemos una invitación para ti.

Si estás recibiendo este correo eres parte de Valparaíso Creativo. Agradecemos que nos acompañes en el trabajo constante del Programa y queremos hacerte parte de una nueva forma de hacer las cosas que hemos ido implementando este 2021.

Como sociedad, hoy estamos en un punto sin retorno, en este momento especial donde todas y todos creemos que no hay imposibles y que grandes cambios son alcanzables cuando hay voluntades reunidas. Como Programa también estamos embarcados en este proceso y cómo impacta, tanto en nosotros, como en los y las mismas trabajadoras que queremos escuchar e impulsar.

Entonces vamos por una nueva metodología de trabajo que busca ser representativa, democrática y que provenga de las voces que son parte de la comunidad creativa de la Región.

La colaboración y el respeto para establecer diálogo son parte de estas claves que consideramos para esta nueva etapa:

Se activaron los Comité Gestores

Surgió la necesidad de focalizarnos en cinco ejes de trabajo representados cada uno por un comité gestor. Estas áreas son: Ciudad Musical, Turismo Cultural y Creativo, Patrimonio Urbano, Sostenibilidad y Servicios Creativos.

Los comités cuentan con 39 participantes que representan a gremios según eje de trabajo, voces de distintas realidades que comparten un quehacer, para escuchar sus inquietudes de manera más directa. A la fecha se han realizado 5 sesiones, una por cada eje.

Cómo funciona y qué buscamos

Estas reuniones mensuales nos permiten tener contacto con hacedores, con parte de quienes están generando alianzas y forjando proyectos en la escena local. Como programa tenemos el espíritu de que este proceso transforme nuestra labor y genere actividades y acciones efectivas para respaldar a la Economía Creativa local.

Las organizaciones representadas son:

Turismo Cultural y Creativo Alcaldía Ciudadana (IMV), SERNATUR, Museo Baburizza, Asociación Hoteles, Asociación Playa Ancha, DUOC UC, Verónica Castillo.

Patrimonio Urbano Colegio de Arquitectos, Corporación La Matriz/ Invierte Valpo, IMV (Claudia Ulloa, Macarena Carroza, Verónica Paiva, María José Larrondo), Maestranza Tornamesa, Secretaría del Patrimonio / MINCAP, DUOC UC VALPO.

Servicios Creativos Parque Cultural de Valparaíso, Valparaíso Films, Valparaíso en colores, Prochile, Feria del Libro Independiente de Valparaíso, Niebla Games, Seremi Culturas, Cabildo de Diseño.

Sostenibilidad PTI San Antonio, ChileCreativo, Programas Transforma / Corfo, EnoturismoChile, Punto Focal Frutillar, Corfo (Director Regional Juan Fernando Acuña), Insomnia Cine.

Ciudad Musical IMUVA, Escuelas de Rock/Mincap, Simuval, Mustach,  Punto Focal Unesco, Mus.a , Música del sur, AMAR VAL.

Iniciativas actuales:

También te contamos en qué estamos hasta el momento. Durante lo que va del 2021 Valparaíso Creativo se ha involucrado en iniciativas como Valparaíso Ciudad Musical como facilitador; siendo parte de la Mesa de Nominación de Valparaíso Ciudad Literaria; hemos estado activos en la Red de Territorios Creativos; y estamos trabajando colaborativamente para la conmemoración del Día de la Música.

Estos son algunos de los proyectos actuales en los que buscamos unir fuerzas con otras y otros actores para generar propuestas acordes a las necesidades de la Región.

Queremos convocarte, porque la responsabilidad es de todas y todos

Podríamos seguir haciendo las cosas como siempre, pero queremos arriesgarnos y ese riesgo tiene que ser colectivo, con apertura a equivocarnos y a aprender en el proceso. Porque los cambios son los que movilizan.

Las comunidades creativas y los ciudadanos tenemos urgencias que deben ser atendidas. Es parte de los nuevos procesos políticos y sociales del país que exigen representatividad, transparencia. Hacer lo idóneo requiere de buscar proyectos que sean necesarios para las estas comunidades creativas, siempre respetando que como programa y bajo el alero de CORFO, debemos orientar esfuerzos con el enfoque de fomento productivo.

Este correo lo recibes porque eres parte de esta comunidad.

Lánzate, juégatela con una idea. Que tu cabeza explote. Y veamos qué pasa.

«La fotografía abre una ventana hacia nosotros mismos», entrevista a Ignacio Carroza

Ignacio Carroza tiene 26 años y es de Quillota, donde vive actualmente. Es fotógrafo de Fotografía Profesional en el Instituto Arcos de Viña del Mar. Ha participado en el Festival Internacional de Fotografía de Valparaíso y acaba de terminar un taller de Autoedición y Fotolibro en la escuela Cámara Lúcida de Valparaíso donde obtuvo una beca.

 

 

-¿Cómo comenzó tu vínculo con la fotografía?

-Al salir del colegio estudié Ingeniería Informática en la Universidad de Valparaíso donde cursé hasta tercer año. Mientras iba avanzando me iba dando cuenta de lo que en verdad me apasionaba y me movía, era conocer el mundo a través de la fotografía. La calle Prat es una de mis grandes inspiraciones por su arquitectura y la vida acelerada que la envuelve. Ahí caminaba por horas con mi primera cámara digital, una Nikon d3100 que aún conservo.

– ¿Qué te interesa «narrar» a través de tu fotografía?
-La fotografía ha sido un camino de aprendizaje constante, por lo que mis intereses han ido cambiando. Por ejemplo, cuando estaba descubriendo esta disciplina, disfrutaba mucho rescatar lo que sucedía en las calles, hacerme el invisible y empezar a jugar en el rectángulo en consciencia de la composición y el ritmo. Hoy tengo más adaptados los conceptos técnicos, doy más libertad al ejercicio fotográfico, siento que desde el instinto puedo lograr una conexión más honesta y personal con lo que me rodea, la naturaleza, el cotidiano y el viaje. Sin embargo, la calle siempre ha sido mi interés, de alguna forma es en ella que aún podemos reflejar la sociedad que la habita y dejarse llevar por sus estímulos se transforma en un ejercicio de libertad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

– ¿Qué técnicas o formatos te acomodan?

-Actualmente estoy desarrollando fotografía análoga que posteriormente digitalizo. Este híbrido me permite aprovechar las ventajas de estos dos mundos. Lo análogo tiene un factor político muy interesante que te permite decidir desde antes de fotografiar, que tipo de rollo se utilizará, como se trabajará y posteriormente su revelado. En cada paso algo de uno se introduce en las imágenes.

Como vengo de lo digital, en él tuve muchas dificultades con la ilimitada cantidad de fotos que uno puede hacer, siempre llegaba a casa con 300 imágenes que no sabía cómo organizar ni respaldar, tengo muchos recuerdos y carpetas de fotos que he perdido en alguno que otro dispositivo. Sin embargo, el terreno digital se complementa bastante bien con la película, ya que te permite examinar detalladamente cómo la luz y la química afectan su materialidad y desde la materialidad poder archivar. Hace poco pude hacerme con una impresora, donde estoy aprendiendo y alucinando con las texturas y lo que se puede hacer en el papel, es otro mundo por descubrir.

 

– ¿Cómo ha sido para ti la experiencia de trabajar con fotografía?

-En la región tenemos varios espacios de formación como también de difusión, aunque la verdad a veces es un poco difícil poder introducirse en ellos ya sea por los costos, la burocracia y el hermetismo que aún envuelve al arte. He podido vivir en carne propia que a medida uno va trabajando en su fotografía se empiezan a abrir puertas y posibilidades para seguir aprendiendo como también mostrar el trabajo realizado.

Lo que me ilusiona es que la fotografía cada vez se hace más popular, empieza a salir de lugares exclusivos como museos o galerías y se forman comunidades en sus calles o barrios generando nuevos espacios de aprendizaje y exposición. A principio del año 2020 me invitaron a lanzar un fanzine llamado «Solofilme 00 Estallido Social» que recopila fotografías del octubre 19 de más de 30 autores que tuve la oportunidad de desarrollar, en la exposición de FemAnalógicas «No son 30 pesos» en el Cerro Concepción de Valparaíso. Esta instancia fue muy bonita porque fue todo autogestionado y fuimos testigos de que si se pueden levantar cosas con esfuerzo y desde la cooperación.

 

– ¿Cómo ves Quillota, hay una «escena» fotográfica? Eso puede ser alianzas, espacios, talleres.

-En Quillota existe el Centro Cultural Leopoldo Silva que hace pocos años ha dado espacio para la realización de talleres y exposiciones de toda índole. No he tenido la oportunidad de participar, pero tengo muchas ganas de algún día poder integrarme a alguna actividad. Por la pandemia, muchas de estas instancias se han estancado, pero miro con mucha ilusión el futuro, porque la fotografía es algo que cada vez tiene más llegada a las personas, desde su realización hasta su apreciación. Siento que la fotografía es muy importante para nuestra cultura, para entender la diversidad de visiones y sobre todo para generar memoria en estos tiempos donde a veces los recuerdos se nos van entre los dedos.

 

Puedes seguir a Ignacio y conocer más de su trabajo en Instagram.