Talleristas FIFV 2020: Carla Yovane y Alexandre Christiaens

Cada semana, exploramos parte de los talleres y fotógraf@s que están tras la onceava versión del Festival Internacional de Fotografía en Valparaíso. Sigue atento durante la realización virtual de esta connotada instancia.

Por: Cristofer Díaz.

 

Carla Yovane es psicóloga, fotógrafa y realizadora audiovisual chilena. Desde muy pequeña fue inmigrante en varias ciudades, lo que despertó en ella un gran interés por el ser humano, la cultura y las artes. La diversidad y los matices en la condición humana es una constante en su obra, en la que prima la fotografía documental. Declara que en su trabajo mira “desde la subjetividad, el prejuicio, el deseo, el miedo, desde lo que somos, sabemos y querríamos saber”. 

Carla ha sido parte de diversos workshops en Cuba, Bolivia, Francia y Ecuador. En 2019, fue seleccionada para ser parte del prestigioso Eddie Adams Workshop, en Nueva York; y entre sus galardones, recibió el premio a Mejor Portafolio en el FIFV 2018 y el primer lugar en la categoría “Vida diaria” de FotoPrensa Chile 2019. A partir del mismo año, forma parte de Women Photograph, una iniciativa cuyo fin es realzar las voces de las mujeres.

Por su parte, Alexandre Christiaens, fotógrafo belga, ha dirigido -y aún dirige- muchos viajes fotográficos. Por sus recorridos, ha construido un lenguaje visual propio, que busca reflejar los diversos vínculos entre los seres vivos y el mundo en el que nacen. Así, personas, animales y plantas, cargados de territorialidad, son protagonistas permanentes de sus retratos, en una poética marcada por el gris. 

El fotógrafo, lidera diversos talleres en Bélgica y en el mundo, enfocado en fotografía digital y análoga.  Ha sido parte de numerosas exposiciones individuales y colectivas en el mundo, y entre sus publicaciones destacan “Hunter Grill” y “Estonia”, basadas en sus residencias en Tallin (Estonia).

Ambos autores fueron los talleristas invitados en el FIFV 2020, para liderar el taller «Exploración de una sinergia colectiva«.

-¿Cómo entienden la «sinergia colectiva»? 

La entendimos como el sentido de trabajar en conjunto para apoyar los proyectos que los participantes estaban realizando en sus países. Buscamos profundizar y discutir el tema que propuso el FIFV este año, para lograr una mirada y discurso que pudiera reflejar los distintos contenidos que se estaban cuestionando y abordando en el taller en torno al «amor y política»: inmigración, Covid 19, territorio, memoria, fragilidad, diversidad, naturaleza, la huella humana, etc.

-¿Cómo exploraron este concepto en este taller virtual?

Lo más interesante es que esta se fue observando durante el proceso del taller y en el producto final de la serie, más que en una simple imagen.  Los autores fueron profundizando, experimentando y abriendo nuevos caminos. Algunos probando nuevos desafíos y técnicas para lograr sus mejores fotografías. Creo que para muchos de ellos se ve un antes y un después en sus fotografías, respecto a su contenido y edición del trabajo. Todos tomando en cuenta lo que se discutía y el feedback que recibían en el taller por parte de todos. 

Fuimos como grupo acompañando todos los procesos de cada individuo de manera colectiva, desde un principio -desde la idea que querían trabajar con el tema propuesto por el FIFV hasta la serie final- y compartiendo miradas. 

Intercambiamos comentarios, textos, referencias y otros enlaces en un grupo de Facebook privado que armamos. En cada una de nuestras reuniones, establecimos ediciones del trabajo que estaba realizando cada participante y estas fueron probadas colectivamente. Por lo tanto, veíamos cómo el trabajo estaba evolucionando, se discutía y se establecían los pasos a seguir. 

 Los resultados fueron valiosos, tanto en la forma como en el fondo. Algunos de ellos incluso dando pie a proyectos a largo plazo, donde nos hemos comprometido como grupo a seguir apoyando los procesos de los participantes. 

Te invitamos también a conocer más sobre los otros talleristas: Cristobal Olivares y Yael Martínez, y Elde Gelos. Los proyectos realizados en los talleres serán presentados entre el 28 y 31 de octubre. Conoce más en www.fifv.cl

Talleristas FIFV 2020: Cristóbal Olivares y Yael Martínez

Por: Cristofer Díaz.

 

Mexico.Oaxaca.2019.Landscape at dawn Oaxaca Mexico. on March 9, 2019.

La obra de Yael Martínez aborda las comunidades fracturadas por el crimen organizado en su natal México. En ella, ha intentado representar la relación de ausencia y presencia y el estado de invisibilidad de manera simbólica, trabajando con los conceptos “dolor”, “vacío”, “ausencia” y “olvido”. Su trabajo ha sido presentado en exposiciones colectivas e individuales, en América, Europa, África y Asia, y actualmente está nominado para formar parte de la agencia Magnum Photos.  

Cristobal Olivares es un fotógrafo documental con especial interés en temas sociales. Cofundador de Buen lugar, una iniciativa editorial independiente que publica libros y zines de fotografía. Entre 2014 y 2016, fue parte del VII Mentor Program de la agencia VII. En 2019 fue elegido como becario de Magnum 

Fundation. Entre sus reconocimientos destacan los otorgados por la MAST Foundation for Photography Grant (Italia), Open Society Foundation (EE.UU), Sony World Photography Awards (Reino Unido), Photographic Museum of Humanity, FotoVisura(EE.UU), el Premio Rodrigo Rojas Denegri (Chile) y el FIFV (Chile).  Ha sido galardonado 15 veces en distintas categorías de Fotoprensa en Chile, incluyendo el premio a la Foto del Año en 2017.

En este FIFV2020, Yael y Cristóbal lideran el Workshop “Creación de una narrativa visual”, con la participación de 11 autores de Chile, México, Francia, Venezuela, Colombia y Ecuador.

 

¿Cuál es la búsqueda de este taller? 

“El taller trata sobre la creación y producción de un proyecto fotográfico prestando atención a otras materialidades, visualidades o discursos que permitan contar mejor la historia o que permitan contar historias que con imágenes fijas no logran transmitir todo lo que un autor(a) quiere decir. Sin presionarlo, sin crear fórmulas, pero sí buscando tener los ojos abiertos a las colaboraciones humanas y tecnológicas. 

Así, el taller busca realizar un recorrido sobre distintos proyectos y ejercicios que ayuden a conceptualizar y estructurar una narrativa visual, expandiendo la idea de generar narrativas visuales, usando distintos recursos que no se limiten al uso exclusivo de la fotografía como documento”.

¿Cómo se encuentra el amor y la política en la creación de este taller?

“Hemos dejado fluir lo de la temática, que luego del primer día ha aparecido sin presionarlo: La distancia. Ya sean físicas, emocionales, la imposibilidad de estar, la distancia de las cercanías también, en todo su espectro de la palabra. La distancia del apego, la distancia que provoca estar tan cerca. Y para nosotros entre amor y política hay una distancia y un apego fuerte al mismo tiempo. 

El objetivo de poder incorporar eso a la narrativa grupal, teniendo en mente la plataforma y lo que nos permite esta. Queremos generar una experiencia”. 

 

¿Cómo ha sido el desarrollo del taller, respecto al trabajo del equipo en este formato digital?

“En general es muy bueno, ya que permite explorar otras cosas, permite conocer gente de otras latitudes, que de lo contrario no podrían haber participado en esta instancia. 

Pero también hay que reconocer que falta lo presencial, lo que aporta otras emociones al momento de trabajar en grupo, ya que hay instancias de reunión que ocurren antes o después del momento de trabajo.  Es por eso que hemos querido tomarlo como una nueva experiencia y tratar de hacernos cargo de la modalidad aprovechando todas sus virtudes. 

El grupo se ha afiatado muy bien, tienen muy buenas ideas, entusiasmo y se apoyan entre todes. No queremos reemplazar una experiencia presencial, ni menos comprarla, por eso buscamos la máxima horizontalidad del grupo”.

Los resultados de los talleres serán presentados entre el 28 y 31 de octubre. Conoce más en www.fifv.cl

FIFV 2020: Amor y Política

Durante los meses de pandemia, el Festival Internacional de Fotografía en Valparaíso ha ido acompañando su tema central de este año, Amor y Política, con una convocatoria abierta en sus redes sociales. A través de estas, personas de todo el mundo podían compartir sus capturas de cuarentena, generando una interesante curatoría, una especie de diario de pandemia fotográfico en la que hubieron muchos descubrimientos.

Ya se acerca la fecha del Festival en su 11va edición. Este año todo será digital, y las primeras convocatorias ya fueron cerradas. Antes de entrar de lleno a la programación virtual del FIFV, generamos una alianza comunicacional en la que iremos destacando diferentes obras que se relacionan a esta versión.

En la ya tradicional semana final de octubre se realizarán talleres, que de a poco estaremos profundizando. Hasta entonces revisaremos algunos de los trabajos que se compartieron a raíz de la convocatoria de redes sociales de Amor y Política.

Esta semana revisaremos el trabajo de Bárbara Montaña. De Algarrobo, Chile. @barbmontagna

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

#MesDeLaFotografía: Conociendo la gestión de Centro de Arte

Agosto es el mes de la fotografía. Esta es una de las áreas de profesión y acción de Centro de Arteel nombre que Paula López-Droguett y Rodolfo Muñoz adoptaron para reunir sus iniciativas e intereses. Se trata de una galería virtual, es decir, un espacio virtual de promoción, investigación y transmisión de conocimientos artísticos, donde entremezclan tanto la fotografía como otras expresiones visuales, con enfoque en la difusión del arte contemporáneo de regiones de Chile.

Hasta ahora, Centro de Arte se divide en dos variantes: el Taller Independiente, y CCEAC, Ciclo de Charlas en torno al Arte Contemporáneo. Precisamente de esta última instancia se generó la segunda versión hasta hace unas semanas. Por segundo año consecutivo y en colaboración con Centex, se gestaron 4 charlas bajo la temática Cuerpo y Crisis, donde fueron invitados diferentes artistas y gestores del país.

El ciclo es realizado con una mirada descentralizadora. Es así como se contó con participantes de Concepción, como Natasha de Cortillas; Milko Carreño (Rancagua), Colectivo Caput (Iquique), Col. Última Esperanza (Punta Arenas), entre otros.

CCEAC nace de una necesidad: aquella por escuchar y poner en valor a artistas contemporáneos que trabajan con temas relevantes para el contexto artístico y social. Las conversaciones de este 2020, estaban precisamente apuntando a aquellos quiebres de la sociedad que se agudizan con la cuarentena, desde la labor artística hasta lo más transversal. De esta manera se aporta a la escena local y se cumple un rol pedagógico al compartir los procesos creativos personales de cada uno de ellos.

Paula afirma al respecto que : «Es súper necesario, como personas creadoras y reflexivas, dar ese espacio de conversación. Con la pandemia, se han evidenciado las profesiones y lugares precarizadas, entre otros, y nosotros [como artistas] siempre hemos vivido una especie de pandemia, que se traduce en trabajar fuera de horarios, las triples jornadas, todos estos temas que son interesantes conversar sobre cómo se trabaja el arte, y cuáles son las cosas que han cambiado (o no) en relación a este nuevo contexto«.

«El arte necesita de la colaboración, por lo menos de un espectador, y eso ahora queda en crisis actualmente. Algo le debe pasar a alguien para que el arte esté ahí y funcione, para que se complete. Debemos mostrar lo que hacemos, debemos hacerlo colaborativamente, y en esta situación – revuelta y pandemia – eso ha agarrado aún más fuerza. Nos seguimos juntando entre pares para poder salir un poco lúcidos de este encierro que nos lleva a cuestionar y observar un montón de cosas» agrega.

Ángela Tobón – Corte y Confección

Por otra parte está el Taller Independiente Imagen, creación y proceso de obra. Este es un espacio de formación, en donde Paula y Rodolfo funcionan como dupla haciendo clases, con el propósito de proporcionar herramientas prácticas y teóricas para la creación de proyectos artísticos desde las artes visuales y fotografía. Ya llevan dos meses en este proceso, ampliando su quehacer.

Esta otra «vertiente» de Centro de Arte es una especie de continuación de otro taller que realizaron ambos en el Parque Cultural de Valparaíso el 2019. A través de su cuenta, han compartido los resultados que de aquí emanan, siendo no sólo un proyecto de difusión, sino también formación y desarrollo de la fotografía y artes visuales.


 

Estas dos piezas son parte de algo que aún está en construcción. ¿Cuáles son sus proyecciones, qué es lo que tienen en mente? Tienen pensado la generación de exposiciones virtuales, además de la idea de generar un podcast sobre arte. Finalmente, agregan que esperan poder realizar intervenciones en el espacio público, para poder pensar la ciudad y reflexionar en torno a los múltiples procesos que se vive en ella con otros artistas.

Su labor se traduce en generar espacios para escucharse, para reflexionar y también ser una vitrina desde Valparaíso.

Por otra parte, te invitamos a seguir el trabajo individual de Paula y Rodolfoambos se desarrollan desde la Región, con varios proyectos personales por separado. Centro de Arte es su punto de unión, y continuarán esa gestión con gran impulso.

 

 


Cárcel de Amor, Paula López Droguett.

 


Trayecto, Rodolfo Muñoz.