Desde el 2018 que existe la Corporación Cultural CEAC, que pretende ser parte de una cadena de valor que moviliza a Barrio Puerto como espacio cultural. Son parte de la Red de Emergencias de Espacios Culturales de Valparaíso (REEC), y a la fecha están gestionando diversas iniciativas que son parte de su programación cultural y de formación, todo desde calle Cochrane.

Conocimos a su equipo compuesto por Oscar Leiva, Carolina Fernández y Gabriela Miranda.

“Nosotros nos conformamos el 2018 como una corporación sin fines de lucro, trabajando de manera autogestionada. Nuestra vía de sustento son los fondos concursables y las prestaciones de servicio. Veníamos trabajando ya hace muchos años con distintas entidades, mientras buscábamos canalizar una instancia que nos permitiera nuestro flujo de trabajo, que es la conformación actual”, comenta su equipo, sobre su camino hasta ser una corporación.

Cuando llegaron a Barrio Puerto, fue de una manera más bien fortuita, debido a que por las movilizaciones portuarias los valores estaban bajos en el sector. Ahí encontraron el espacio que hasta el día de hoy es su hogar y funciona como sala con propósitos culturales.

En sus palabras, cuando llegaron: “Nos dimos cuenta acá que habían más necesidades de barrio de las que pensábamos, y la gente estaba desarticulada así que nos interesaba reactivar el barrio a través del turismo cultural, mientras trabajamos con nuestro departamento de educación, lectura y género, de donde sale nuestra Escuela de Formación Artística. A la par hicimos el programa Arte al Aula con el que insertamos el arte como herramienta de aprendizaje en escuelas del sector”.

Así se fueron vinculando tanto con otras organizaciones culturales, como también con centros educativos de la zona, de la misma manera que se han vinculado con escuelas de hasta Quilpué.

“Con los niños trabajamos distintas cosas: iniciación musical, teatro, cine y también tenemos niñez con capacidades cognitivas diferentes. Con ellos generamos la Orquesta Latinoamericana que tenemos”, y todo desde calle Cochrane.

Durante estos años han ido abarcando cada vez más terreno, haciendo conversar diversas disciplinas tales como las artes visuales, poesía, teatro, música y también han gestionado ferias de emprendedoras y emprendedores creativos. 

Tal como señalan: “Hemos trabajado como consultoría, y también desde la producción y formación”, y desde ahí prestan servicios como también el espacio físico que contiene a CEAC, que significa sus salas de formación, sala de lectura, exhibición y salón multipropósito.

Sobre la sala de lectura, ellos señalan que “Veíamos también que había oportunidad de hacer algo con las mamás de los niños y niñas que vienen, por lo que fuimos creando una sala de lectura para ellas que finalmente habilitamos como espacio de memoria y literatura. Fue tomando un carácter, está dedicada a la formación artística y a los y las artistas independientes de Valparaíso”.

«Lo que van a encontrar acá no lo encuentran en cualquier parte, tenemos trato directo con escritores y editoriales, lo que nos permite tener publicaciones exclusivas antes de tenerlas en las librerías», relatan acerca de su biblioteca.

Así se ha ido nutriendo este lugar que más que una corporación, es un articulador de las culturas y las artes en el territorio.

Para conocer más sobre CEAC, puedes seguirles en sus redes sociales.