El pasado 2 de septiembre estuvo en el Teatro Municipal de Valparaíso junto a Carmen «la Kuki» González, previo a una de las elecciones más importantes del país. Conversamos con el cantautor sobre sus motivaciones, pensamientos sobre Chile hoy y cómo seguirá esta gira que lo ha llevado a recorrer todo Chile y pronto fuera del país.

Por: Valentinne Rudolphy

¿Qué te parece el momento actual que hemos estado viviendo en Chile?

-Creo que es uno de los momentos más coyunturales e importantes que se haya vivido desde que Chile nace como idea de país. Pienso que estamos frente a una oportunidad única, no sólo como chilenos y chilenas, sino como especie humana. Al tener una propuesta tan profunda y tan necesaria como es el borrador de constitución por el que fuimos todos llamados y llamadas a votar. 

Me parece que reconoce a sus ancestros, a las culturas originarias, que trata a la naturaleza como sujeto de derecho, y que está preocupada en términos de educación y de cultura, creo que es una propuesta de un millón de nobleza y profundidad del que tenemos que aprender.

Finalmente, Chile tiene una voz importante en este momento en el mundo.

Es un paso adelante como pueblo al que no podemos quedar indiferentes, independiente del resultado.

Metiéndonos en la música. ¿Con qué nos encontramos en El Caminante?

-Bueno se trata de canciones que han sido versionadas en distintos países en mi repertorio. Hay singles que he estado trabajando como material que integra distintas culturas y distintos países y sus realidades culturales. Es una síntesis musical, junto a Carmen Paz “La Kuki” González, una pianista chilena extraordinaria, como si fuera un rinconcito más íntimo donde este caminante camina, valga la redundancia, en un escenario donde el caminar se vuelve reflexión, poesía, humor, y también de cierta forma es una actividad social y política el habitar el espacio de esta manera.

El disco en sí mismo tiene una serie de colaboraciones importante de artistas de todo el mundo, y es posible que aparezca una parte 2, ya que durante la pandemia pudimos trabajar con muchos artistas queridos de todo el mundo. Hay colaboraciones con México, Costa Rica, Puerto Rico, Argentina, España, Chile naturalmente, Perú, entre otros.

¿Por qué ciudades has estado en la gira El Caminante?

-Chillán, Concepción, Temuco, Osorno, Valdivia, Puerto Montt, Coyhaique, La Serena, Ovalle, Valparaíso y luego iremos a Chiloé y luego a Argentina y Latinoamérica.

¿Para ti qué significa hacer música?

-Bueno hacer música es la oportunidad de aprender con humildad del mundo y luego poder entregarlo a través de la belleza. Hacer música es poder conectar con las emociones, con el misterio de la vida, y reflexionar, reconocerse, mirarse, y reconocerse como pueblo a través de la belleza de un instrumento como la guitarra y la belleza de la palabra de la tradición oral que encontramos en las narraciones o canciones, en cualquier esquina, como parte del presente de nuestra vida. 

¿Qué piensas de la escena musical chilena? ¿Qué te gusta en particular?

-A mí me gusta mucho siempre lo que pasa en Chile, ya que es un país muy inquieto con muchas formas diferentes de música, hay mucha diversidad en especial entre jóvenes. Le pongo atención al freestyle, a la música clásica, docta, le pongo atención a la gente que hace cosas con la guitarra y lo que pasa con la escena del folklore. Tengo un sobrino por ejemplo que sacará su primer disco y que con sus amigos están haciendo cueca brava, con La Romeranza, y eso da orgullo, conmueve ver a tanta gente joven haciendo cosas.