Poner en valor el oficio orfebre: Vesna Ancic desde Viña del Mar

Vesna Ancic es de viña del mar y tiene 33 años. Si bien su curiosidad inicial fue por el diseño de vestuario, carrera que estudió, comenzó a interesarse por los detalles y accesorios del vestuario (como la joyería). Al terminar su carrera tomó un curso de orfebrería y continuó perfeccionándose para crear su propia marca de joyas.

Lleva 7 años dedicándose a hacer sus propias joyas, que gracias a la venta en línea llegan a todo Chile. Su trabajo es delicado y centrado en insectos y flores, entre otras figuras que plasma en plata. Aquí hablamos con esta diseñadora y orfebre sobre la creatividad y su oficio.

¿De qué manera nace Vesna Ancic Joyas, tu marca? 

-Una vez que comencé con el curso de orfebrería (tomé un curso en el taller de orfebrería de Carola Mendez en Viña del Mar), al principio fue solamente de curiosidad. Paralelamente a eso creé una marca de vestuario y accesorios llamada Drama Queen (alrededor del año 2013). Diseñé una línea de vestidos y también de  accesorios (de bisutería principalmente) y fue entonces que comencé a hacer joyas de cobre y bronce.

Finalmente me fui por el lado de la joyería, incorporando el trabajo en plata. Cuando  decidí que esto era lo mío, quise perfeccionarme y fui a estudiar a Florencia (Italia) en el año 2016. Desde que regresé a Chile el año 2017 me dediqué 100% a la joyería y ahí nació la marca Vesna Ancic Joyas.

¿De qué manera crees que te vinculas con la creatividad? ¿Qué es eso para ti?

-Desde muy chica que me vinculo con la creatividad. Recuerdo siempre desde inventar cuentos, historias hasta diseños de ropa de mis muñecas. Es parte de mi imaginación y creo que no podría estar sin crear algo.

¿Qué te inspira a crear?

-Me inspira principalmente lo que me rodea: la naturaleza, sus colores, sus formas. Como también me inspiro en las tendencias de la moda en general. Es una mezcla de ambas cosas donde a cada diseño le pongo mi toque personal.

Processed with VSCO with j1 preset

Me gustaría conocer tu experiencia cómo «emprendedora»: tanto lo bueno como lo malo, lo aprendido

-Lo bueno de emprender es la independencia. La libertad de horarios, ya que en los procesos creativos es muy necesario que fluyan sin presión de tiempos.

Lo malo puede ser la inestabilidad sobre todo al comienzo, hay que ser muy perseverante y nunca sabes realmente cómo viene la cosa. Dependes mucho de factores externos, pero uno va aprendiendo en el camino y conociendo al mercado y los clientes y te vas adaptando constantemente a eso. La verdad a pesar de eso no lo cambio por nada.

¿Cómo te proyectas hoy?

-Por el momento estoy vendiendo exclusivamente en línea. Me gustaría eventualmente vender mis joyas en una tienda física e ir creciendo e incorporar a alguna persona que me ayude con la mano de obra de esta manera ir pudiendo crecer.

Si deseas conocer más de Vesna y su trabajo, síguela en Instagram haciendo click aquí.