Descubriendo la Región. Un tesoro escondido en la Quebrada del Ají

Mucho hablamos durante nuestras vidas sobre cosas (o lugares) que realmente conocemos. Eso me sucedía con la Quebrá del Ají, creía que era una localidad más alejada. Resulta que todo el tiempo estuve aquí, junto a ella. Cruzando el puente Boco desde Quillota es que se encuentra aquel lugar donde, como popularmente se conoce, el diablo perdió el poncho.

Fue aquí que encontramos una sorpresa en la punta del cerro, al conocer el terreno desde donde Pedro Narbona desarrolla su ya consolidado proyecto, Narbona Wines.

Septiembre es un mes donde se celebra al vino y con vino. Este es patrimonio nacional, parte de nuestra identidad. Las uvas que trajeron a nuestro territorio son reconocidas a nivel mundial. Fue la tierra que ha proliferado en cuanto a sabores, a cepas y posibilidades. Y hoy la industria vitivinícola está en un momento de creatividad.

De hecho, Pedro Narbona trabajaba en otro rubro antes de encantarse con este mundo. Sus estudios son de agronomía, y se desarrolló en otros ambientes hasta comenzar a descubrir lo vitivinícola y de encontrar este espacio físico que le dio forma.

La Quebrada del Ají como dije, queda cerca de Quillota. El recorrido es breve hasta llegar al punto desde donde se comienza a subir al Fundo el Grillo. Un camino que en invierno puede estar cubierto de barro. Desde ahí se sube hasta lo más alto, pasando por rejas y una calle movediza, hasta llegas a Narbona Wines.

Acá Pedro comenzó a traer barricas y uva, que fue seleccionando especialmente para encontrar los sabores que quería lograr. Así es como ha ido desarrollando su identidad. El terreno es ideal para desarrollar enoturismo, algo en lo que estaba involucrado antes de la cuarentena. Hay mesas dispuestas para degustar, comer y hacer cenas. Además se puede hacer trekking en el cerro. Literalmente, después de este oasis no queda nada más.

La flora es abundante y hay muchos árboles y frutos. Él ha intentado cultivar más frutos, y también tienen limones, entre más especies. Sin duda uno de los animales silvestres que más se ven es el zorro, que aunque no tuvimos la suerte de avistar, son oriundos de estos valles, y le dan el logo a la marca.

Varios eventos se han desarrollado aquí, donde además Pedro Narbona tiene un domo, en el que recibe a veces a los visitantes. Todo es sustentable, hecho con un enfoque amigable con el medioambiente. También así la bodega, que se encuentra más abajo en el terreno. Todo es desigual: estamos en un cerro, en una colina con huecos y vertientes, agua que cae directo acá a alimentar este espacio.

Sin embargo, es por lo mismo que acá es el centro de operaciones, donde guardan la uva, ponen las etiquetas y hacen todo el resto del proceso. Un pequeño espacio donde solía haber una mesa de pool, que hoy es reemplazada por barricas que rodeamos para conocer algunos de los vinos que ahí se hacen.

Al repasar la historia de Narbona Wines, Pedro dio en el clavo con cada paso que dio. Hoy está involucrado en organizaciones gremiales a nivel nacional que impulsan la industria del vino dentro y fuera del país. Viñateros del Aconcagua y MOVI, a través del cual potencian el vino chileno.

Este es un ámbito de la economía que sin duda va en alza, y tiene constantes desafíos sobre cómo exportar y presentarse en el mercado nacional e internacional. Narbona Wines está centrado en el mercado local, es por eso que sus productos se encuentran en puntos específicos, o a través de sus redes personales.

Pedro cuenta que desde que tiene uso de razón, había una copa de vino en la mesa el día domingo, con la familia. Es parte de un rito que nos puede abrir puertas a conocer territorio como este, en la Región de Valparaíso, y hasta el Valle del Itata y más allá. Es un aporte para que la gente se interiorice más en la cultura del vino y en los sabores que los productores nacionales tienen por ofrecer.

Parece un real tesoro inesperado, en medio de un territorio que no se distingue por ser vitivinícola. A través del cual se aprende más de nuestra historia, cultura, y lugares de nuestro país.

Pueden conocer más de Narbona Wines en su página web: https://narbonawines.com/ 

¿Aún no te sumas a Valerte? No te quedes fuera de la convocatoria «Valparaiso después de la tormenta»

Apuntando a una reactivación del sector creativo desde la colaboratividad, es que hace unas semanas anunciamos la creación de Valerte, plataforma a través de la que se pretende potenciar la economía creativa, a través de visilibilidad y redes de colaboratividad.

Desde el 31 de julio hasta octubre se encuentra disponible la oportunidad de ser parte de esta vitrina vitrual, que semana a semana escoge postulantes para destacar, por lo que no se trata de una instancia que finaliza en octubre: el momento de actuar es ahora.

Si tienes un proyecto artístico, gastronómico, vinculado a la hotelería o referente a la industria musical, te invitamos a formar parte y no perder tiempo. El proceso es muy fácil, y creemos que la unión hace la fuerza, así que entre más se sumen, mejor.

Les dejamos con un video explicativo sobre qué es Valerte y cómo funciona la convocatoria:

¿Qué es Valerte? Sé parte de nuestra plataforma from Valparaíso Creativo on Vimeo.

Becas Capital Humano continúa con su convocatoria nacional: SIGO Turismo y tecnología

Desde el 4 al 31 de agosto es que Becas Capital Humano tiene una convocatoria especial para el sector turístico de nuestro país, con una oportunidad que se extiende a nivel nacional, buscando capacitar apuntando a la aplicación de soluciones que combinen el turismo y la tecnología.

Se trata de cupos para un Curso que se desarrollará desde el mes de septiembre hasta diciembre del 2020.

SIGO Turismo Tecnología es un curso en línea de 51 horas, en el que los participantes podrán desarrollar y fortalecer las competencias, para implementar y gestionar acciones de comercialización digital en sus negocios turísticos, con foco en sofisticar y diferenciar la comunicación, la gestión, el posicionamiento, la visualización y el contenido, enriqueciendo la experiencia integral de enlace que ofrecen a sus clientes.

El foco, como se menciona, es buscar nuevas vías de promoción a través de las plataformas digitales, que sumen a las ofertas turísticas que existen. Un nuevo desafío que pretende potenciar a la industria del turismo ante contingencias y les permita expandir sus posibles públicos.

Encuentra los requisitos y postula a través del siguiente link.