Diseño a la medida: el trabajo de AlCubo Studio

En pleno Paseo Atkinson, Al Cubo Studio está marcando presencia desde su rincón. Llegamos a ellos a través de Instagram, un equipo de 5 personas que se dedican al diseño industrial, quienes por la pandemia se reinventaron completamente y echaron a correr su creatividad.

Desde hace dos años, debido a un fondo Sercotec, comenzaron a activar su emprendimiento con la encuadernación y creación de libros corporativos. La encuadernación fue la clave, que los llevó a explorar a hacer libretas de tamaños poco comunes y en una variedad de tonalidad. Ahí comenzó el cambio que el 2020 trajo a este grupo.

Los resultados se comenzaron a ver rápidamente, debido a que la propuesta agarró fuerza y popularidad. Es así como continuaron con la fabricación de libretas, pasando luego a dos modelos de muebles funcionales: Jorgito y Matilda, que ocupan poco espacio y les permitió abrir su mercado.

Alexander y Valentina – ambos diseñadores industriales – de AlCubo, nos comentan que estas piezas surgieron por necesidad. Por ejemplo, para posicionar y transportar sus mismos cuadernos. Después de eso compartieron el producto y la demanda se los llevó todos. Hoy están recibiendo pedidos especiales y esperando una nueva producción de los mismos.

De hecho, paralelo a esto, siempre se han mantenido haciendo muebles por encargo. Sus diseños se destacan por su funcionalidad, buen uso del espacio, e incorporar la innovación en sus procesos. Por otra parte, han ido construyendo y habilitando sus propias impresoras 3d, para agregar más posibilidades a su proceso.

AlCubo tiene una propuesta innovadora y acotada: crean productos a la medida para públicos específicos, dando opciones y tamaños según cómo se requiera. En su taller, mirando hacia subida Ecuador, siguen trabajando arduamente. Este 2020, las libretas y su marca se abrió a nivel nacional. Si bien fue una estrategia para sobrevivir, todo parece estar a su favor para crecer y mantenerse proponiendo cosas nuevas.