Editorial Kindberg como un foco de resistencia editorial desde la costa

Ya son varios años que Arantxa Martínez se encuentra en el mundo editorial independiente. Inspirada por un cuento de Cortázar, nombró a este proyecto que desde el 2015 está en funcionamiento con ya 11 títulos publicados. Así nació Editorial Kindberg.

Es una de las editoriales de la Región que ha alcanzado mayor reconocimiento fuera de lo local. Y es que también es una mezcla: Arantxa nació en Zaragoza y entre sus autores no hay sólo chilen@s, sino también plumas mexicanas, españolas y argentinas.

Esto último es sólo una de las cosas que la diferencia de sus pares editoriales independientes, abriendo espacio para títulos que sean de su interés, enfocados en la narrativa literaria. No importa de donde vengan: tener una editorial es la excusa perfecta para que Arantxa tenga en su catálogo lo que a ella le interesa leer.


Antes de Kindberg, Arantxa pasó por diversas trabajos con editoriales en su tierra natal. Después llegó a nuestro país, y eventualmente a Valparaíso, su frente.

El catálogo tiene una diversidad interesante, tanto en estilos como temáticas. Entre los autores y autoras están: Enrique Vila-Matas, Sergio Chejfec, Laia Jufresa, Fernando Mena, María José Navia, Roque Larraquy, Maivo Suárez y Manuela Espinal Solano.

“En Kindberg soy yo sola, pero se encarga del diseño Sebastián Paublo, y de las ilustraciones de cubierta, el artista Renato Órdenes San Martín desde el lanzamiento de “Hogar”. Con los dos me entiendo muy bien porque me encanta su trabajo, entonces es muy fácil que me gusten sus ideas. Normalmente yo les resumo el libro que se va a publicar y ellos, a partir de su propia interpretación”, comenta.

El diseño se inspiró inicialmente del libro Cuentos Completos, de Lydia Davis, que le gustaba enormemente a Arantxa y comentó a Sebastián Paublo hasta llegar a la tipografía y tonalidades que hoy identifican a su propuesta.

Con su trabajo intensivo, busca llegar a nuevos lectores para cada uno de sus títulos. Parte de este trabajo ha sido el asistir sagradamente a cada feria literaria que hay, no importa dónde. Y hoy Kindberg también ha demostrado su alcance digital, participando en múltiples instancias nacionales e internacionales.

Arantxa ha comentado que la editorial nace “por necesidad”, lo que muchas veces suena a cliché pero es real. Y todo comenzó al no encontrar a Sergio Chejfec: ya que no encontraba sus obras, decidió hacer algo al respecto y así también poder leer libros que le gustan.

 

El contacto con las personas para poder transmitir los libros, mostrarlos con dedicación, es una de las tareas en las que esta editorial se ha esmerado por participar activamente. No sólo en las ventas, estar en librerías – algo que se ha visto en pausa, pero no debilitado por la pandemia.

El pasado 2020 lanzaron “Quisiera que oyeran la canción que escucho cuando escribo esto”, de la colombiana Manuela Espinal Solano. Puedes encontrar sus libros en venta en línea en LaKomuna u otras librerías de la zona; y consultar directamente a su Instagram si eres de Valparaíso.

Si todo sigue igual, seguirán con lanzamientos interesantes y plumas por descubrir. ¡Así que síguelos! Y no le pierdas el rastro.