Potenciando la comunidad desde Playa Ancha

Claudia Machado y Gabriel Roa reciben cálidamente a todo quien entra en su café. A unas cuadras de la mítica Plaza Waddington se encuentra el espacio que lleva el mismo nombre, y que esta pareja tuvo que esperar casi dos años, desde el 18 de mayo en adelante comenzó su funcionamiento: Cafetería Waddington.

Si bien lleva unos meses abierto, este lugar tiene una larga historia hasta transformarse en lo que es hoy. Conversamos con uno de sus dueños, Gabriel Roa, para saber más de su historia.

Las vueltas de la vida

Gabriel, tú eres sociólogo de profesión, y Claudia asistente social. Tú vienes de Santiago y ella de Uruguay. ¿Cómo terminaron aquí?

 

-Mi abuelo era fotógrafo hace muchos años en la Plaza de Armas. Trabajaba fijo ahí, pero los veranos se escapaba con su familia (mi mamá incluida) a la zona de las Torpederas y diferentes puntos de Playa Ancha. Empezó a conocer a la gente y se estableció una relación muy bonita que mantuvieron mis padres.

Eso siempre me conectó con este cerro y cuando se dio esta oportunidad de comprar un inmueble patrimonial y restaurarlo, no lo pensé dos veces.

 

¿En qué año y de qué manera comenzaron este proyecto?

-Las cosas se dieron para que compráramos la casa. Los dueños eran dos hermanos que se debatían si venderla o no, por lo que les contamos qué imaginábamos y qué queríamos hacer con ella.

Eso fue hace casi 10 años, cuando empezamos el Loft Waddington: restauramos la casa e hicimos departamentos para visitantes y locales. De ahí hemos seguido creciendo y el 2017 empezamos a hacer las gestiones para desarrollar esta idea.

Precisamente esta zona se destaca por sus estructuras patrimoniales, ¿qué exigencias fueron requeridas?

– Mantener la fachada es lo que exige la norma, pero cambiamos la estructura interna. No se puede hacer una intervención que opaque a la estructura principal, a esta fachada original. Este es un inmueble de conservación histórica, y preservamos su identidad a través de su materialidad, reciclando mucho del material propio de la casa de su estructura original, como ventanas o puertas hechas de madera de más de 100 años.

 

¿Por qué deciden sumar una cafetería y cuál es el valor agregado por el que apuestan?

-El 2014 estrenamos Loft Waddington, y al recibir turistas en especial, nos dimos cuenta de que faltaba una oferta de desayunos para ellos, o almuerzo para la gente local. No había un lugar donde comer antes de que partieran sus paseos por Valparaíso. Identificamos esa carencia y decidimos usar el patio de la casa, que era antes un basural, en cafetería.

Por nuestras profesiones e intereses, fuimos agrandando la idea de tener un café pequeño y decidimos hacer un punto de encuentro, un lugar donde hacer comunidad. Nos interesa ser un aporte y con los años hemos afiatado los lazos con los vecinos y eso nos permite una intimidad con los clientes.

Nuestras claves son la comunidad, preservación del patrimonio y trabajar con pasteleros y cocineras locales para apoyar la economía local y generar un círculo asociativo.

Abrieron en mayo arriesgándose en plena fase 2. Han ido creciendo más rápido de lo que pensaban, ahora sin cuarentenas, ¿cuáles son sus planes? ¿Qué tienen pensado en el espacio?

-Desde el 2019 esperamos abrir las puertas de este espacio, y empezamos con temor de la recepción, pero de a poco ganamos muchos visitantes. A través del libro de sugerencias nos fuimos dando cuenta de que la gente ha visto la cafetería como algo positivo. Tanto los vecinos como quienes vienen de otras partes nos han agradecido por el trabajo de rescate del espacio y el ambiente que proponemos. Muchos estaban curiosos de qué estábamos construyendo.

Al mismo tiempo queremos aportar con nuestra sensibilidad a la zona y dar un contenido cultural a la cafetería de manera constante. Se han perdido muchos espacios para conversar y queremos brindar eso. Somos inclusivos y democráticos, es un espacio abierto a todas las expresiones culturales.

 

 

Los conceptos que pretenden mantener, en palabras de Gabriel, son el precio justo, vinculación con proveedores locales y la calidad de los productos. Si quieres visitar Cafetería Waddington se encuentra en Waddington 284, Playa Ancha. 

Síguelos en su Instagram

Si deseas difusión o te gustaría dar a conocer tu propuesta creativa, escríbenos a comunicaciones@valparaisocreativo.cl